Imprimir

Descripción del Barrio

 Imagen descripción barrio dism

 

 

Breve descripción del Barrio:

Ubicado en el lado Noroeste del gran núcleo urbano de Vigo, El Calvario, es un barrio humilde, dinámico y trabajador, que presenta diferentes matices. Por un lado encontramos las casas bajas y esquinas que se conservan de mediados del siglo pasado y por otro las nuevas infraestructuras y proyectos urbanísticos han construido edificios modernos en diversas calles como Jenaro de la Fuente, Avda. Martínez Garrido, Avda. del Alcalde Gregorio Espino, etc.

En este barrio residen más de treinta mil personas, su población autóctona la forman trabajadores, comerciantes instalados aquí por espacio de años, nativos con apellidos centenarios y vecinos recién llegados; inmigrantes que han venido a buscar mejores oportunidades y naturales de la ciudad que han decidido vivir en esta zona de la ciudad. En el centro del barrio se encuentra la Zona Peatonal del Calvario, calle Urzáiz, que es el lugar que más “vidilla” tiene el barrio por sus muchos comercios y la cercanía de sus comerciantes con sus clientes; así mismo, también la Plaza de abastos o Mercado que congrega aglomeración de transeúntes en busca de la mejor oferta para poder adquirir los deliciosos pescados, mariscos, carnes, frutas… de la más diversa gastronomía que ofrece esta ciudad.




Su Historia:

El origen del desarrollo del barrio del Calvario está íntimamente ligado al trazado de la carretera Vigo-Villacastín, que partía de la Puerta del Sol de Vigo y llegaba hasta el alto de Puxeiros de Mos. Antes de la construcción de la carretera, fue durante muchos siglos, un lugar fronterizo de la parroquia de Lavadores, un espacio rural donde había viñedos, huertas y frutales, destacando en el paisaje el pazo de Rivera Atienza fundado a finales del siglo XVII por D. Pedro González Rivera.

El nombre del barrio procede del latín Calvus, pelado, la gente de a pie dice que el nombre del Calvario deriva de un “cruceiro o calvario” instalado en el cruce de la carretera Villacastin con el Camino de Riomao (actual calle Extremdura) y la calle del Cristo. Estaba sobre un pedestal rodeado por un conjunto de columnas e iluminado por farolas que adornaban una pequeña plaza. Posteriormente, el Cristo fue trasladado a la iglesia de Santa Cristina, donde aún se conserva en el lateral derecho.

El Calvario era una de esas entidades de población de la parroquia de Cabral perteneciente al ayuntamiento de Lavadores y marcaba el límite con Vigo. Su desarrollo se produjo en torno a la carretera general. Se forma la calle del Calvario y después se añaden la calle de Sobrino (Sagunto) y Cristo. Su proximidad a Vigo hacía que muchos de sus habitantes trabajaran en el campo y en la industria, por eso a comienzos del siglo XX fue el núcleo más importante del ayuntamiento. En 1917 ya había 820 habitantes y en los años 30 era de los barrios más habitados junto con A Pardaiña y la Calzada (Teis). En el año 1905 se consigue la traída de agua y de electricidad, pero no será hasta el año 1924 en el que se completaba el alcantarillado.

En 1936 el barrio se componía de doce calles y cuatro travesías, destacando Riomao (Extremadura) y El Calvario “M. Llaneza” (Urzáiz) sumaba 4.093 habitantes, la mitad de ellos emigrantes, que procedían sobre todo de Vigo, pero además de toda Galicia y España (sobresalían León, Castilla La Vieja y Cáceres), así como americanos retornados y extranjeros, principalmente portugueses, aunque también de otros países

En el año 1941 se produce la anexión del ayuntamiento de Lavadores por lo que El Calvario pasó a ser un barrio más de Vigo, ya que anteriormente pertenecía al Ayuntamiento de Lavadores.

En los años sesenta, la zona del Calvario sufre un nuevo impulso y termina casi la totalidad de las calles en la zona de Urzáiz. Entre 1964 y 1970 se abren calles como Portela, Badajoz, Burgos y Jesús Fernández entre 1971 y 1973, Palencia y Antela Conde.

 

Fechas relevantes de este barrio, además de las citadas:

  • Año 1833 Comienzo de las obras de la carretera de Castilla, antiguo Camino Real .
  • Año 1837 Nace el municipio de Lavadores.
  • Año 1844 Teis se incorpora a Lavadores.
  • Año 1905 Se inaugura el abastecimiento de agua y se instala el alumbrado público.
  • Año 1906 Comienza el empedrado de la carretera (actual calle Urzáiz).
  • Año 1914 Comienza a circular el tranvía. Una de las líneas comunicará Bouzas y Vigo con El Calvario - Lavadores y Cabral.
  • Año 1915 Urbanización de la calle Sagunto (Sobrino, entonces) y apertura de nuevas calles, como León, Cataluña, Doctor Carracido, etc.
  • Año 1924 Instalación del alcantarillado.
  • Año 1936 Álvarez inicia su actividad en Cabral.
  • Año 1941 Anexión a Vigo del municipio de Lavadores.
  • Año 1957 Conclusión del Plan Parcial de Lavadores. En él se contempla la construcción de dos grandes avenidas: Gregorio Espino y Martínez Garrido.
  • Año 1961 Se inicia el nuevo acceso a Vigo por la actual Avenida de Madrid (El Calvario deja de ser paso obligado del tráfico).
  • Año 1964 Se abren nuevas calles: Portela, Badajoz, Burgos, Jesús Fernández.
  • Año 1971 Nuevas calles: Palencia y Antela Conde.
  • Año 1977 Constitución de la Asociación de Vecinos – Propietarios.
  • Año 1991 Apertura de la calle Jenaro de la Fuente e inicio de las obras del túnel situado entre Jenaro de la Fuente y Martínez Garrido.
  • Año 1995 Se concluye el túnel de La Doblada en Gregorio Espino.
  • Año 2002 Comienzo de las obras de humanización de un tramo de Urzáiz.
  • Año 2003 Proyectada la peatonalización del primer tramo de la calle Numancia.
  • Año 2003 Finalizan las obras de peatonalización de la calle Urzáiz en el Calvario.
  • Año 2007 Humanización de la calle Cruz Blanca.
  • Año 2008 Empiezan las obras de humanización del entorno de las calles del Calvario.
  • Año 2011 Finalización de la humanización del entorno de las calles del Calvario.
  • Año 2012 Licitación de las obras de la humanización de la Avda. E. Martínez Garrido.

Y de esta forma se formó el actual barrio de El Calvario.

 

 

 

Actualidad:

Actualmente se puede transitar por sus calles, aventurándonos en lo cotidiano, abasteciéndonos en negocios bien surtidos, descansando en los bancos a lo largo del paseo peatonal, charlando con muchos de sus vecinos ancianos que gustosamente nos contaran sus recuerdos sobre este enigmático barrio, disfrutar con las sonrisas y el alboroto de los niños, responder al saludo de los animosos animales que sacan a pasear sus amos, sorprendernos con las muchas actuaciones que se realizan en el barrio como: flashmob, bandas de música, pasacalles, juegos populares, cuentacuentos… así como dejar invadirnos por el olor de las castañas asadas en otoño-invierno, sin olvidarnos de la música que anima el día que personas anónimas tocan en el paseo para deleite de muchos. Y como no, perteneciendo a una ciudad bordeada por un bello mar, si te colocas desde el principio del paseo de la zona peatonal y ves hacia lo lejos puedes divisar el mar.