Imprimir

BODEGAS BANDEIRA

Bodegas Bandeira


VINOS DE OPORTO

Los ingleses del Cable propiciaron, asimismo, la aparición de otra industria del sector bebidas, la que nació de un pequeño despacho de vinos propiedad de un ciudadano de origen portugués de apellido Bandeira, establecimiento que se encontraba justo al lado de las oficinas cableras ya instaladas en el edificio de Bárcena, en Velázquez Moreno esquina Policarpo Sanz.

Parece ser que el señor Bandeira expendía excelentes caldos de Oporto, y es bien sabida la afición de los británicos a estos vinos. Total, que gracias a aquella perseverante clientela al señor Bandeira le fueron muy bien las cosas, hasta el punto de que, con el tiempo, el despacho se convertiría en gran bodega, e incluso los vinos de Oporto con la etiqueta Bandeira llegaron a ser, hasta los años 80 del siglo pasado, una referencia en el mercado nacional de bebidas, con notable presencia en las estanterías de los bares.

Las naves de las Bodegas Bandeira, donde se elaboraba y embotellaba un peculiar vino de Oporto se encuentran en el barrio del Calvario.



PADRE PROMOTOR DEL COLEGIO MONTECASTELO

D.Anonio.Bandeira.Fomento.edu-2Corrían los años 60 cuando, en los ratos libres que a Antonio Bandeira le permitía el trabajo en una bodega del Calvario, eran frecuentes las reuniones de amigos para hablar de asuntos de interés. De esas reuniones fue creciendo el interés por llevar a cabo unos colegios que paliaran la escasez de puestos escolares de enseñanza media, pero, sobre todo, preocupados con la formación humana y espiritual de la sociedad viguesa.

En 1963, llega al grupo de amigos la noticia de la inauguración del primer colegio de iniciativa social promovido por padres de familia: el colegio Alzhair de Córdoba. Tardaron pocas semanas para ponerse manos a la obra, Antonio Bandeira inició el grupo promotor que se encargó de buscar terrenos y dar forma a la creación de los colegios donde los padres fuesen los protagonistas de la educación de sus hijos. Muy pronto dieron con la finca La Gandariña, un terreno de 41.000 metros cuadrados, pleno monte y con vaquería.  En 1966 abre sus puertas el Colegio de Fomento Montecastelo de Vigo.

"Los medios eran pocos"- recordaba Antonio Bandeira- "pero nuestro compromiso firme y decidido, compromentiéndonos con dinero, tiempo y dedicación a sacar adelante lo que hoy es una realidad gozosa".

Antonio Bandeira, al igual que el resto de componentes del grupo promotor, se embarcaron así en una tarea nueva, de largo alcance y sin beneficios económicos gracias a la sugerencia de Jose María Escrivá de la preocupación por el futuro de una educación cristiana en la familia y en los colegios, con los padres y profesores unidos en un quehacer común. Una ilusión que fue la causa que los sostuvo y el motivo para llevar a su término el proyecto de forma alegre e ilusionada. Una inversión, que tras casi medio siglo, sigue siendo la realidad con la que soñaban.



Ver fotografías


Imagen: Naves Bodegas Bandeira en el Calvario.

Foto: D. Antonio Bandeira.

Fuente: www.vigoempresa.com;www.fomento.edu